Despertarse Temprano: Mis Mejores 7 Estrategias

Una de las metas más populares entre los participantes del 30 Days to Conquer Challenge es despertarse más temprano. Durante este desafío hemos recibido emails y comentarios preguntándonos por estrategias para levantarse temprano. Por eso, en BE|PRIME queremos compartir contigo las estrategias que han funcionado para nosotros.

amanecerPrimero, debo decir que cuando era más joven tenía el hábito de despertarme temprano, y casi con completa seguridad puedo decir que tú lo tenías también. En nuestra infancia, nuestro cuerpo tenía tanta energía que nos despertábamos, sin necesidad de alarmas, antes del amanecer. Luego en el colegio, nuestra rutina estaba establecida de tal forma que debíamos despertarnos antes de las 8:00am, en mi caso antes de las 6:00am, para llegar a tiempo a clases. Sin embargo, todo cambia cuando llegamos a la universidad, pareciera que nuestro cuerpo se resiste a levantase temprano incluso después de años y años de práctica, disfrutando mucho más el dormir hasta tarde.

Bueno, quiero compartir contigo las estrategias que he utilizado para mantener (o sería mejor decir, para
restablecer) el hábito de levantarme temprano. Yo llevo más de tres años levantándome a las 4:15am, y si pudiera darte solamente un concejo seria: Antes de considerar el levantarse temprano como una meta, pregúntante a ti mismo, “¿Realmente necesito cambiar mi rutina? ¿Por qué?”

Permítete tomarme el atrevimiento de responder primero. Yo decidí establecer una rutina temprano en la mañana porque no quería que mi trabajo se llevara mi vida. Luego de terminar mi Maestría y conseguir trabajo de tiempo completo de 8:00am a 5:30pm, más una hora de tráfico, todo mi tiempo era consumido por mi trabajo. Sin darme cuenta las cosas que realmente disfrutaba hacer pasaron a un segundo plano: entrenamiento en el gimnasio, escribir, leer – todo esto era parte de mi pasado, y ahora yo era simplemente una empleada más. Me debía despertar a las 6:00am para alistar
me para ir a trabajar, y estaba de regreso en casa a las 7:00pm, sintiéndome exhausta y con tiempo suficiente para cenar, planchar mi ropa e ir a dormir. Me había convertido en el clásico ratón de oficina.
Un día sin embargo decidí que no podía continuar así, que necesitaba de alguna manera encontrar más tiempo para mí, e hice estos cálculos: levatándome dos horas más temprano en la mañana por 365 días, obtendría el equivalente a un mes libre al año, un mes para dedicarme a mis pasiones.
Adicionalmente, despertándome más temprano podría entregar lo mejor de mí a las cosas que realmente me hacían feliz, dedicar toda mi energía, mi atención y mi mejor mood.

Esta resolución cambió mi vida. No solo encontré tiempo para las cosas que más amo, sino que además me he convertido en una persona más productiva en el trabajo y con más energía en las noches. Sin embargo, debo admitir que el acostumbrarme a la nueva rutina no fue fácil, e incluso ahora, en algunas ocasiones necesito esforzarme para dejar la comodidad de mi cama.

Sin más preámbulos, esta es la lista de estrategias que han funcionado para mí, y que espero sean útiles para ti también.

  1. Crear un rutina que motive

Un inspiradora rutina en la mañana es esencial para establecer el ritmo el resto del día, y además puede ser una gran alidada para lograr tu meta de levantarte temprano. Como mencione antes, yo paso las mañanas haciendo las cosas que me apasionan, sin distracciones: no llamadas telefónicas o correos, las mañanas son solo para mí. Al levantarme lo primero que hago es tomar un vaso de agua, para hidratar mi cuerpo y despertar mi metabolismo. Luego me regalo dos minutos en silencio para agradecer por esta vida que me hace tan feliz, y por las oportunidades que vendrán – la idea aquí es establecer el mood para el resto del día. Enseguida tomo mi desayuno y me voy al gimnasio a entrenar por una hora. Esta rutina me permite mantener una actitud positiva durante todo el día.

  1. Levantarse con un propósito en mente.

Encuentra una buena razón para despertarte temprano. Por ejemplo, agenda tus reuniones o citas a primera hora del día. Agenda tus clases de yoga, música o pilates tan temprano como te sea posible. ¿No tienes citas o clases? No hay problema, no hay nada mejor que empezar el día meditando, saliendo a correr, o leyendo un libro.  Asegurarte que sea cual sea la razón que tengas para levantarte temprano sea importante para ti.  De otra manera, si no encuentras razón aparente, pregúntate: ¿realmente necesito levantarme más temprano?

Una gran idea para complementar esta estrategia es escribir a mano las tareas a realizar el día siguiente. Responde está pregunta todas las noches, ¿qué puedo lograr mañana cuando me levante más temprano? ¿Qué tareas voy a completar primero? Deja una nota con las respuestas y un vaso de agua al lado de tu alarma. De tal forma, que cuando vayas a silenciarla puedas ver con tu caligrafía lo que lo  tu motivado y energético yo realmente quiere hacer.

  1. Hacer del desayuno en una razón para levantarse de la cama.

Si eres amante de la comida como yo, te aseguro que un buen desayuno te levantara de la cama. Desde la noche anterior deja preparado tu desayuno para que así a la mañana siguiente puedas disfrutarlo sin demora. O si prefieres desayuno recién hecho, escribe la noche anterior, a mano, la delicia que cocinaras en la mañana.

Además puedes sincronizar tu reloj biológico, para que tus comidas y tiempo de dormir estén en la misma dirección. Por ejemplo, cenar temprano , entre tres a cuatro horas antes de ir a dormir, no solamente mejorará tu proceso digestivo durante la noche, ayudándote a dormir más ligero, y por tanto más cómodo; si no que además tu cuerpo necesitará desayunar más temprano. Esto funciona perfectamente para mí, y mi primer pensamiento al despertar es mi taza de avena con cocoa o canela.

  1. Comprometerse a despertar a alguien en la mañana

Si sabes que alguno de tus amigos está teniendo problemas para levantarse temprano,  ofrécete a llamarlo para despertarlo. Al tomar responsabilidad de despertar a alguien más, tu mente sentirá esa presión extra y te levantará más temprano.

Esta técnica también funciona en la dirección contraria. Si conoces a un amigo que se despierta más temprano que tú, pídele que te llame. Si él/ella además te recuerda cuales son tus razones para despertarte temprano, ¡aún mejor!. Esta estrategias es muy efectiva porque el querer demostrarle a tu amigo que logras tu objetivo será una gran motivación y segundo responder el teléfono despertará tu cerebro.  Si logras encontrar esta persona, habrás encontrado el reloj despertador más eficiente jamás inventado.

  1. Entrena tu reloj biológico para despertarse más temprano poco a poco.

Si quieres despertar una o dos horas más temprano, ve cambiando tu reloj biológico poco a poco. No elimines dos horas de sueño de un día a otro, de lo contrario después de dos días estarás exhausto y necesitaras más horas de sueño para reponerte.

Una mejor y más consistente idea es ir modificando la rutina lentamente. Por ejemplo, disminuye 5 minutos cada día a tus horas de sueño, así al cabo de un mes habrás disminuido 2 horas de sueño sin que tu cuerpo se sienta exhausto.  Esta estrategia es altamente recomendada por aquellos que no solamente quieren despertarse más temprano sino que además buscan disminuir su tiempo de sueño.

Yo utilicé esta estrategia de una manera un poco diferente. Quería dormir dos horas menos. Quería ir a la cama a la hora habitual pero despertarme dos horas más temprano. Empecé entonces a despertarme 20 minutos más temprano cada semana, hasta que complete las dos horas.

  1. Despertar la mente con estas Apps

No dudes en utilizar tech-tools para alcanzar tus metas. Existen algunas aplicaciones muy populares que pueden hacer de tu objetivo de levantarte temprano una tarea más sencilla. Aquí te presento tres innovadoras aplicaciones.

  1. Mission Alarm: Cada mañana tendrás que resolver una misión si tu deseo es silenciar la alarma. La misión puede ser desde un problema matemático, tomar una foto hasta realizar algún movimiento fuerte con tu teléfono.
  2. Sleep Time: Esta aplicación detecta tus movimientos durante la noche, reconociendo así en que fase del sueño te encuentras. Tú deberás establecer la alarma para que suene dentro de un rango de tiempo, y esta se activara cuando te encuentres en la fase más superficial de sueño (), previniendo que te despiertes en la parte más profunda de tu sueño. Cuando esto último ocurre y nuestra alarma suena en el momento más profundo de nuestro sueño es cuando nos despertamos cansados.
  3. Sleep Genius: Esta aplicación tiene un único objetivo, entrenar tu cerebro a despertarse temprano. Esta aplicación te ayudara la rutina de sueño perfecta. ¡Esta app incluso tiene la aprobación de la Nasa!.

7. La última opción

Si lo has intentado todo y nada parece funcionar (y tienes más de siete años), esta estrategia es muy prometedora. Toma dos o tres vasos de agua 15 minutos antes de ir a dormir y no olvides dejar tu alarma al otro lado de la habitación. Es más, si puedes dejar tu alarma afuera de tu habitación y dejar la puerta abierta. Hazlo. Una vez te levantes para silenciar la alarma, tu cuerpo sentirá la urgencia de utilizar el baño. Una vez allí, no lo pienses dos veces y lávate la cara con agua fría.

Un comentario final, por favor deja de decir que levantarse temprano no es lo tuyo, que no puedes. Porque no es verdad. De hecho ya has cambiado tu rutina antes. Piensa en el cambio de horario al viajar, o daylight savings. Tú modificaste tus patrones de sueño de un día a otro. ¿Qué te impediría hacerlo progresivamente si eso es lo  que realmente quieres?

Espero que pruebes estas estrategias, no hay nada que perder. Si te gustó este artículo compártelo! Y si ya eres un early bird master por favor comparte tus estrategias con nosotros, siempre es bueno tener otro truco bajo la manga.

Comments are closed.